Warning: Creating default object from empty value in /homepages/7/d219580247/htdocs/infoansiedad.org/wp-content/themes/thestation2/functions/admin-hooks.php on line 160

Fobia social

Contexto
Definición
Tipos de fobia social
Situaciones temidas
Síntomas
Epidemiología
Predisposición
Factores de aprendizaje
Tratamiento

CONTEXTO

La fobia social es un trastorno de ansiedad que se ve mucho en la práctica clínica actual, pero no es algo nuevo. Ya en el 1909, Pierre Janet introdujo el término de phobie du situations sociales (fobia a situaciones sociales). Mas adelante en el 1966, fueron Marks  y Gelder quienes describieron el concepto de fobia social como una alteración distinta dentro de los trastornos de ansiedad consistente en “temores a comer, beber, temblar, ruborizarse, hablar, escribir o vomitar ante la presencia de otras personas”, siendo la característica central el temor a mostrarse ridículo ante los demás.


DEFINICIÓN

Actualmente no ha variado en exceso la visión que se tiene de la fobia social, respecto a las anteriores mencionadas. Hablamos de fobia social o ansiedad social, cuando existe un miedo irracional en situaciones sociales como exposiciones orales, reuniones familiares o viajar en metro. Los miedos de una persona con fobia social pueden ser muy diversos, entre los que podemos encontrar el miedo a hacer el ridículo o miedo a ser rechazado. Tienden a atribuir sus dificultades mas a si mismos que a la situación en particular.

TIPOS DE FOBIA SOCIAL

Podemos hablar de dos tipos de fobia social. Una fobia social mas especifica donde la persona tiene miedo a situaciones sociales concretas (normalmente hablar en publico es una de ellas) y una fobia social generalizada donde la persona tiene miedo a la mayoría de situaciones sociales (desde hacer un café con alguien hasta ir en transporte publico).


SITUACIONES TEMIDAS

La persona con fobia social puede tener ansiedad ante situaciones muy diversas. Toda acción que requiera de interacción o contacto social puede ser un problema para una persona con fobia social. Podemos distinguir cuatro tipos de situaciones (Bados, 2001). Situaciones de interacción publica (hablar en publico, intervenir en grupos pequeños), situaciones de interacción informal (iniciar o mantener una conversación, recibir criticas, relacionarse con el sexo opuesto), situaciones de interacción asertiva (expresar desacuerdo, mantener las propias opiniones), situaciones donde se es observado (comer, beber, trabajar delante de otros, usar los servicios públicos).


SINTOMAS

Los síntomas de la Fobia Social, son muy similares a los síntomas de otros trastornos de ansiedad, entre los que podemos encontrar: sudoración, temblores, taquicardia. Aunque el síntoma principal y mas distintivo de la ansiedad social respecto a otros trastornos de ansiedad es el rubor.


EPIDEMIOLOGIA

– Sexo

A diferencia de la mayoría de los trastornos de ansiedad, la fobia social se da más en hombres que en mujeres. Es posible que este hecho también este relacionado con el rol cultural. El que una mujer se muestre pasiva en la interacción social, se muestre insegura al hablar… esta mucho más aceptado socialmente que si le sucede a un hombre. En la sociedad actual el hombre todavía es el que debe mostrar liderazgo, seguridad e iniciativa en las interacciones sociales.

– Estado civil

La fobia social es un trastorno que se da en la gran mayoría en personas solteras. Esto es explicable si entendemos que la edad de inicio del trastorno se situa en la adolescencia y debido a las dificultades en las situaciones sociales ya comentadas, resulta mucho mas difícil para estas personas poder encontrar una pareja.
Edad de inicio

El inicio de Fobia Social suele producirse en la adolescente. Se suele situar  alrededor de los 15-18 años. La adolescencia resulta un momento crítico ya que es cuando mas se desmarcan del núcleo familiar y crean las relaciones mas fuertes de amistad. También suele ser un momento de conflictos y preocupaciones que pueden ayudar a que aparezca la ansiedad social.
No obstante, cabe destacar que la mayoría de personas con fobia social no inician el tratamiento hasta 10 años después del inicio del trastorno, aspecto que complica mucho mas la intervención psicoterapéutica y existe un peor pronostico que si se empezara a tratar al inicio.

PREDISPOSICIÓN

Existen diversos factores que pueden intervenir en el desarrollo o aprendizaje de la Fobia Social, aunque ninguno de ellos es determinante.

Antecedentes familiares

Aunque no hay grandes evidencias, parece ser que hay una parte genética en el desarrollo de la timidez y la ansiedad social. Las relaciones entre padres e hijos también puede ser un indicador. Las personas con fobia social tienden a percibir a los padres como sobreprotectores y con poco apoyo emocional. El grado en que los padres promueven el desarrollo social de los hijos, esta relacionado con el grado de la habilidad social que desarrollan estos.

Factores evolutivos

La presencia de enfermedades en la infancia, el lugar ocupado entre el numero de hermanos, el rechazo por los compañeros de grupo o el desarrollo excesivo de la autoconciencia en los primeros años de la adolescencia, pueden ser factores de riesgo que podrían acentuar el riesgo de desarrollar una mayor ansiedad social o una manera de ser mas reservada. Los actos que van desde los primeros años de vida a la adolescencia tienen un impacto emocional muy grande en las personas.

Variables de personalidad

La fobia social esta relacionada con rasgos de personalidad como puede ser la timidez (aunque en el caso del miedo a hablar en publico no siempre esta presente la timidez), también se relaciona con una personalidad rígida (poco flexible en sus opiniones), una hipersensibilidad al rechazo o a las criticas, una baja autoestima y sentimiento de inferioridad.


FACTORES DE APRENDIZAJE

– Déficits de habilidades sociales

En la fobia social es habitual que la persona tenga un déficit en habilidades sociales, es decir, que tenga dificultades en las estrategias a emplear (de forma verbal y no verbal) a la hora de interaccionar con las otras personas. Estas dificultades pueden ser: dificultad para iniciar, mantener o acabar una conversación, dificultad para hablar de los propios problemas, dificultad para mantener la concentración y mostrarse empático o dificultad para mirar a los ojos, mantener la proximidad física adecuada o utilizar un lenguaje apropiado. Una parte esencial del tratamiento será precisamente la de trabajar estas habilidades sociales con el terapeuta. Puede ser que la persona haya tenido siempre un déficit en habilidades sociales o que haya ido perdiendo la practica al evitar durante mucho tiempo cualquier tipo de interacción social.

Ansiedad condicionada

La fobia social puede ser producto de un condicionamiento, por ejemplo, a raíz de una mala experiencia en una exposición oral, la persona evita cualquier situación que pueda provocarle esa misma ansiedad o actua de forma poco asertiva para intentar no repetir las conductas que le llevaron a padecer la ansiedad. También otro ejemplo podría ser que la persona se desmayara un día en un bar tomando un café y haya asociado el desmayo con la interacción social.

Distorsiones cognitivas

Las personas con fobia social, normalmente tienen ideas o pensamientos erróneos relacionados con el miedo a las interacciones. Por lo general son pensamientos rígidos (de una gran exigencia) “debo caerle bien a todo el mundo”, pensamientos obsesivos “todo el mundo esta pendiente de mi”, pensamientos negativos o catastróficos “Van a pensar que soy un inútil y que no se comportarme adecuadamente en una situación social”. Estos pensamientos refuerzan la ansiedad ante situaciones sociales problemáticas. Este aspecto será otro punto muy importante en la terapia, llegar con la ayuda del terapeuta a analizar estos pensamientos y buscar pensamientos alternativos que ayuden a la persona con fobia social a poder enfrentarse a las situaciones de una forma mas positiva.


TRATAMIENTO

Redactado por el psicólogo Xavier Argüello